armario de los niños
Fuente: Decor 8

Por fin llegó septiembre y, con él, la vuelta al cole con todo lo que ello implica. Y, aunque aún nos queda un breve respiro para que el otoño aterrice en nuestras vidas, es el momento de ir pensando en la nueva temporada. Y, para ayudarte, aquí tienes algunas claves con las que poner a punto el armario de los niños te resultará muy fácil.

Hay momentos claves a lo largo del año en los que se hace necesario revisar el orden que rige nuestros espacios. Y el cambio de temporada (de verano a otoño o de invierno a primavera) es uno de ellos. Por eso vamos a aprovechar que el verano toca a su fin para darte algunas ideas con las que podrás organizar el armario de los niños.

Y es que el orden es una cuestión fundamental, y más cuando se trata de las habitaciones infantiles. Ordenar sus cosas, facilitar que sean ellos mismos quienes las puedan mantener en orden, es muy importante. Ten en cuenta que, como explican los expertos, si les ayudas a acceder a su ropa y a sus pertenencias, y les das la responsabilidad de tenerlas en buen estado, estarás favoreciendo su independencia y su autoestima.

Por eso, vamos a ponernos manos a la obra, y a repasar algunas ideas importantes que nos ayuden a reinterpretar el armario de los niños. Así lo dejaremos listo para la temporada de otoño que se avecina.

Optimizar el espacio en el armario de los niños

Fuente: Ikea

Cuando se trata de hacer orden en nuestros armarios, la mayoría de nosotros nos esforzamos en tratar de multiplicar el espacio disponible para guardar. Y es lógico, ya que no siempre disponemos de la amplitud que nos gustaría en los roperos.

También te puede interesar:  Más espacio para guardar con los armarios de resina modulares

Más allá de que los centímetros disponibles sean los que son, existen algunas ideas para optimizar el espacio y sacarle el máximo partido posible. Piensa en la ropa que tiene tu hijo, en su tamaño y en lo que ocupa, y verás cómo encuentras la mejor forma de colocarla.

En este sentido, es importante que adaptes el armario a la medida de la ropa de los niños, más pequeña que la de los adultos. Por eso puede que tengas que colocar barras a diferentes alturas, separadores dentro de los cajones, cajas o cestos, etc. Ten la precaución de medir bien los huecos antes de comprar los accesorios para el interior. Incluso puedes dibujar un esquema para ayudarte a organizar es espacio dentro del armario de los niños.

Clasificar la ropa y los complementos

Fuente: Sitadance

Cuando ya tengas pensado de qué forma vas a utilizar el espacio que te ofrece tu armario, es el momento de clasificar la ropa de los peques. Seguro que tienes guardadas un montón de prendas que se les han quedado pequeñas. ¡Crecen a una velocidad vertiginosa!

Ahora es el momento de separar la ropa por grupos: la que ya no les sirve y vas a donar o prestar, la que no se puede aprovechar y hay que tirar, la que puedes guardar para el año próximo, etc. Clasifica las prendas y mételas en cajas debidamente identificadas. Haz lo mismo con el calzado y los complementos.

A su altura

Fuente: Ikea

Hay ciertas prendas que se han de colgar en la barra del armario para mantenerlas en orden. Es el caso de vestidos, camisas, chaquetas y abrigos. Lo mejor es colocarlas por grupos.

También te puede interesar:  Idea. Centro de Mesa para tus 15

Si quieres facilitar a los niños que puedan coger ellos mismos las prendas, puedes instalar una barra abatible. Así no tendrán problemas para alcanzar su ropa. Hay otras formas de multiplicar la sensación de orden y armonía dentro del armario de los niños. Consisten, por ejemplo, en poner todas las perchas iguales, y en colocar las prendas por colores, dentro de cada grupo.

Otros espacios para colgar cosas son los percheros. Poner un perchero a la altura del niño es una buena idea para que se implique en el orden de su cuarto. Puede utilizarlo para colgar la mochila del cole, las bufandas, etc.

¿Cajones o baldas?

Fuente: Ikea

En ellos se guardan las prendas dobladas, como camisetas, sudaderas, pantalones, etc. Yo prefiero los cajones a las baldas, ya que contienen mejor la ropa y es más fácil mantener el orden. Si el armario de tus hijos tiene estantes y baldas en lugar de cajones, puedes colocar cestos o cajas en ellos para organizar las prendas.

Una buena idea para optimizar el espacio de los cajones es doblar y colocar las prendas en vertical. Así tienes una primera vista de todas las prendas y es más fácil encontrarlas.

Destina un lugar especial para la ropa interior y los pijamas. Como estas prendas infantiles suelen ser pequeñas, necesitarás separadores o cajas pequeñas. Te ayudarán a organizar el interior del cajón.

Arriba y abajo

Fuente: Inspired by This

La parte superior e inferior del armario te ofrece grandes posibilidades para guardar y ordenar.

En lo que se refiere al altillo, es un espacio reservado para las cosas que no se usan mucho. Ten en cuenta que los niños no tendrán acceso a esta zona. Puedes aprovechar para colocar en cajas la ropa que aún no se van a poner, o las prendas de otra temporada. También si les has comprado ropa que aún no les vale. Es una manera de tener estas prendas a mano y no olvidarte de que existen, para cuando llegue el momento.

También te puede interesar:  trona Ovo de Micuna

Por otro lado, en la parte inferior del armario de los niños puedes colocar un estante para los zapatos. Así lo peques podrán calzarse solos sin problemas.