El momento del aseo diario puede convertirse en un auténtico lujo si dispones de una bañera de patas como las antiguas. Una pieza que aporta a tu cuarto de baño un aire clásico, distinguido y muy decorativo.

banera de patas adex
Fuente: Adex

Las bañeras de patas antiguas son uno de los elementos más lujosos para un cuarto de baño. Son tan bonitas y elegantes, que pueden convertir este espacio es uno de los más distinguidos de la casa. Eso sí, no son muy habituales en las viviendas modernas, porque para instalarlas lo primero que se necesita es espacio, un bien muy preciado y, por regla general, bastante escaso.

Así que, si tienes un cuarto de baño amplio y espacioso, plantéate poner una de estas imponentes bañeras y disfrútala a tope. No solo tienen cabida en baños de estilo clásico o retro. También los baños contemporáneos las acogen de maravilla.

Bañera de patas: un elemento con mucha historia

banera de patas cantabra
Fuente: Baños con Encanto

Grandes y muy elegantes. Así son estas bañeras de patas que solían estar presentes en las casas nobles y palacetes en el pasado. Eran elementos reservados a las mejores viviendas y no abundaban en las casas corrientes. Además de cumplir su función práctica, decoraban los cuartos de baño de las clases más altas de la sociedad.

Eran bañeras de una gran calidad. Estaban fabricadas de hierro fundido en una sola pieza, y recubiertas con una capa de cerámica muy gruesa, lo que las dotaba de una gran robustez. El uso de este tipo de bañeras comenzó a disminuir a partir de la primera mitad del siglo XX, ya que eran demasiado caras de fabricar. Por eso, en torno a 1950 las fundiciones dejaron de hacer estas bañeras casi por completo, debido al encarecimiento de los materiales. Así, los modelos originales que aún pueden encontrarse en anticuarios suelen tener cerca de 100 años de antigüedad.

En cualquier caso, existen reproducciones bastante fidedignas que nos brindan la oportunidad de poder disfrutar de una de estas bañeras de patas.

Criterios para elegirla

banera de patas quickstep
Fuente: Quick-Step

El primer factor que has de tener en cuenta a la hora de elegir una bañera de patas es el espacio disponible. No tiene ningún sentido instalar un modelo de aire antiguo, exenta y de patas, si tienes un baño amplio pero no lo suficientemente espacioso. Por mucho que te quepa la bañera, no la disfrutarás si no tienes bastante espacio alrededor. Lo único que conseguirás es llenar demasiado el baño y hacer de él un lugar incómodo para el uso diario.

Pero si tienes un cuarto de baño muy grande y puedes permitírtelo, poner una bañera de patas será una gran idea. Después tendrás que valorar otros aspectos como el modelo (las hay incluso con respaldo), el color del esmaltado o la forma de instalar la grifería.

¿Antigua o de reproducción?

banera de patas bano clasico azulev
Fuente: Azulev

No es mala idea tratar de encontrar una bañera de patas original. Gracias a su gran calidad y a su robustez, estas bañeras suelen estar en buenas condiciones, después de una adecuada restauración, claro. Sin embargo, y aunque es posible encontrarlas en anticuarios y empresas especializadas como Baños con Encanto, puede resultarte mucho más sencillo adquirir una buena reproducción.

Además, las antiguas (normalmente de principios del siglo XX) necesitan un mantenimiento más cuidadoso y los diseños están mucho más limitados. Las reproducciones están disponibles en diversos modelos y son más fáciles de limpiar y mantener siempre brillantes.

Elegir el acabado exterior

banera de patas Bañera VICTORIAN Single negra
Fuente: Porcelanosa

Aunque a mí las que más elegantes me parecen son las blancas (por dentro y por fuera), si compras una bañera de patas de reproducción podrás elegir el color que más te guste para el acabado exterior.

Hay quien la elige en consonancia con los otros elementos del cuarto de baño, como los azulejos de la pared. O también puedes optar por acabados elegantes y más originales, como el color negro, por ejemplo.

Elige griferías retro, acordes al estilo de la bañera

banera de patas portobello
Fuente: Portobello Street

Ni que decir tiene que si tienes una bañera de patas, sea antigua o una reproducción, tendrás que elegir una grifería acorde a su estilo. De todas formas, no te resultará difícil encontrar un modelo que te guste, pues son muchas las firmas especializadas que incluyen en sus catálogos griferías de aire antiguo para este tipo de bañeras.

A la hora de instalarlas hay varias formas de hacerlo, en función de tus preferencias y del tipo de bañera. La grifería puede ir empotrada en la pared. Esta es quizá la forma más habitual de hacerlo (sobre todo si la bañera es antigua, ya que era la forma común de instalar los grifos en la época).

Pero los grifos pueden ir también en la propia bañera, bien en el borde o bien en el interior.

La tercera forma de instalar la grifería es la más original: con una tubería vista por la parte exterior de la bañera, que arranca del suelo.

Seguro que a ti también te encantaría tener una de estas preciosas bañeras en tu cuarto de baño. ¿Cuál es tu preferida?